El próximo 13 de marzo se abre en Aragón el periodo de admisión de alumnos en los centros educativos sostenidos con fondos públicos; es decir, centros públicos y centros privados-concertados. Dicho periodo finaliza el día 19 de marzo. Se inicia así un breve periodo en el que las familias deben tomar una decisión de trascendental importancia para el futuro de sus hijos: elegir el colegio en el que escolarizarlos.
Pero esta decisión es algo de mucho más calado que la mera elección de un puesto escolar. Se trata también de elegir el modelo educativo que sea conforme con las propias convicciones. Con este motivo, se hace imprescindible poner en valor la oferta que la propia Iglesia, a través de la escuela católica, presenta a la sociedad aragonesa para la educación de las nuevas generaciones.
De este modo, más de un centenar de escuelas ofrecen en la Comunidad Autónoma de Aragón un proyecto educativo en el que el Evangelio constituye el elemento central de su acción docente.
Valores cristianos

Una escuela que “al ofrecer su proyecto educativo a los hombres de nuestro tiempo, cumple una tarea eclesial, insustituible y urgente” (Congregación para la educación católica. La Escuela Católica n.º 15).
Y así es como, a través de su acción educativa, la escuela católica se inserta, con fuerza propia, en la misión de la Iglesia por cuanto “cada institución educativa católica es un lugar para encontrar a Dios vivo, el cual revela en Jesucristo la fuerza transformadora de su amor y su verdad” (Benedicto XVI. Encuentro con los educadores católicos. Washington 2008).
Por otra parte, nuestras escuelas se encuentran abiertas a todas aquellas familias que comparten nuestros valores. Familias que confíen en una escuela que, junto con los actuales modelos pedagógicos, educa en valores genuinamente cristianos y afronta “con decisión las grandes cuestiones de nuestro tiempo: la relativa a la naturaleza del hombre y su dignidad –elemento decisivo para una formación completa de la persona- y a la cuestión de Dios, que parece muy urgente en nuestra época” (Benedicto XVI. Mensaje a los participantes de la LX asamblea general de la CEI).
Animamos a todas las familias que durante estos días se enfrentan al reto de elegir escuela para sus hijos a optar por el modelo educativo propio de la escuela católica.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies